Volvemos en unos minutos

He decidido resucitar

Anuncios

El blog sigue acatarrado

¡Por fin! Serios problemas técnicos de los que no soy responsable me han impedido meterle mano al blog, que ha permanecido tieso como un gato de escayola. Como ya estoy definitivamente harto de Blogger, estoy preparando los trastos para irme con la música a otra parte, aunque el proceso será largo. Por lo pronto, ya me he hecho con mis dos gigas de espacio web propio y, lo mismo que en una casa, estoy empezando a hacer las maletas. Es posible que en los próximos días sigan los problemas, pero confío en dejarlo todo saneado en una semana. Coloco la imagen de la derecha para mentalizarme de que, en veinte días, nosotros seremos los de la viñeta. Este año toca un poco de Sanfermines en Pamplona y un mucho de Bretaña y Las Landas, con la casa a cuestas y las bicis. Tengo que dejar tanto trabajo adelantado que me casi me da vértigo, pero confío en salir airoso del trance. Ahora me largo pitando a Vigo para hacer una entrevista y, de paso, comer comidita de mamá, que ya va tocando. Si la tecnología me deja, seguimos en contacto.

Gripe virtual y un vídeo de regalo

Los servidores de Blogger, donde se ubica el contenido de http://www.rabudo.com, han estado jodidos buena parte de la tarde y de la noche. Durante todo este tiempo se ha entrado con dificultad en la página, fue muy complicado colocar un comentario y yo me quedé literalmente capado, sin poder editar nada. Parece que vuelve a funcionar pero, por si las moscas, he tomado mis precauciones. Dejad algún comentario de vez en cuando para ver si va todo como antes o si, definitivamente, tengo que cambiarme de alojamiento virtual. Aprovecho para presentaros el vídeo más esperado: Galicia será nación, un vídeo clip tipo karaoke elaborado por Xuvecurtis.com No se ve a Edilberto cantando, pero algo es algo. Nada más por hoy, que con la desfeita de Blogger me sale el ordenador por las orejas. (Macarona, no sufras, que mañana te dedico uno bonito 😉 NOTA IMPORTANTE: Los que utilicéis el Explorer para navegar, pulsad las flechas de actualizar página, o es posible que no veais buena parte del contenido. Así está el panorama. Por cierto, una última cosa. Desde hoy, y por decreto, los “redobles” de los comentarios pasan a llamarse “repeniques”, por alusión a mi pasado gaiteiro. Para los profanos, definición de “repenicar”: v.i. e t. 1. Soar ou toca-las campás, en especial dunha maneira rápida e viva en sinal de alegría, e por ext., aplícase tamén a outros instrumentos que emiten son de forma parecida a como o emite a campá. Hoxe repenicaron as campás porque é día de festa. // v.i. 2. fig. Conseguir que unha cousa produza sons con máis ou menos ritmo, golpeándoa con algo. Deixa de repenicar cos dedos na mesa.

Rabudo, en alojamiento provisional

Se ve que ha ocurrido una catástrofe de hardware en Blogger, donde normalmente está alojado http://www.rabudo.com. Así que, provisionalmente, espero que sea sólo unas horas, desviaré http://www.rabudo.com a esta página que veis, alojada en WordPress. Le falta la esencia, pero esto es como cuando se te inunda la casa y tienes que ir a dormir al sofá de tu cuñado. Para volver al rabudo original no hay más que pulsar aquí, aunque está averiado. A veces no carga y no me deja poner nuevos post ni comentarios ni nada. A ver si me mandan al fontanero…

Por cierto, aprovecho para anunciar que Edilberto Alonso, nuestro Edilberto, ya tiene vídeo clip. Se lo han hecho en plan presentación de diapos y karaoke los de Xuvecurtis.com. Se echa en falta al cantautor, pero oye, menos da una piedra. Me da que antes de lo que pensamos Edilberto asomará la cabeza en la pantalla de la tele… Puedes entrar en el vídeo pulsando aquí.

Por si las moscas

Como hombre prevenido vale por dos, y viendo que las cosas en Blogger cada vez marchan peor, me he comprado esta leira cibernética en WordPress. De momento, seguimos rulando en el otro, así que si has llegado aquí por casualidad, ya que me he reservado el dominio para que nadie me lo quite -qué gallego es esto-, no hay más que pulsar aquí para que aparezcas en el sitio de siempre. Pero yo, por si acaso, me quedo con el chiringuito, non vaia ser o conto…

Bicicléitor

Con el calor que está haciendo, estos días me ha dado por coger la bici bien de noche, por la fresca, el único momento de la jornada en el que una leve brisilla podría despeinar a quien tenga pelo que despeinar, y no es el caso. Y ahora que vivo en la ciudad he descubierto lo mucho que tienen de interesante los recorridos nocturnos y urbanos. Ayer fueron quince kilómetros y hoy he subido a veinte. Tengo fondo y tengo piernas, así que si no hago más es porque se me hace tarde, no hay más que ver las horas de los posts.
Lo de pedalear por la noche es una manera de patrullar la ciudad y de echar un vistazo rápido a lo que ocurre en la calle, que es mucho y variado. En el coche o en la moto no te paras en la gente. Si vas a pie te vas quedando con caras, con situaciones… pero el campo de acción es bastante limitado. Así que la bici es perfecta para descubrir las historias que esconde la noche compostelana. Hay vida, gracias a Dios, más allá de la tuna.
Ayer sufrí, por primera vez, la transformación de Rabudo en “Bicicléitor”, una mutación que se apoderó de mí a raíz de un episodio que paso a relatar.
Después de esprintar por el Camiño Francés, atravesar como una flecha Concheiros y de bajar por dirección prohibida -sobre la acera- la rúa de San Pedro, enfilé la Porta do Camiño, Virxe da Cerca, Fonte de San Antonio, Senra, Alameda, Rosalía de Castro… En la rotonda de Mestre Mateo insulté a un taxista -yo me libero así cuando me las hacen, y a menudo son taxistas- giré a la izquierda por Romero Donallo y crucé a todo pedal la avenida de Ferrol hasta Conxo. Me acompañaba la noche. El regreso lo hice por el Ensanche, Montero Ríos, Hórreo y, de nuevo, Fonte de San Antonio, Virxe da Cerca -donde en su día me pegué la única hostia grave con la Vespa- y, como un campeón, el Tourmalet de la Costa das Rodas hasta llegar a San Roque, Santa Clara y Basquiños.
Estaba a punto de llegar a la Xunta y pasaba de la una de la madrugada cuando, de repente, en el portal número 9 de Pastoriza, junto a la cafetería O Parlamento, me encontré un cuerpo humano tirado en la acera. Clavé el freno, eché el pie a tierra y, efectivamente, allí estaba, cagado, meado y vomitado, un despojo humano inerte. Ahí quería ver yo a Horatio Caine.
Miré al despojo y lo llamé, pero no hubo respuesta. Entonces, el Bicicléitor que llevo dentro se apoderó de mí. Otro en mi lugar quizás habría esquivado el obstáculo como si tal cosa, pensando -no sin razón- que el escatológico cadáver no era más que el cuerpo colapsado de cualquier borrachón. Pero Bicicleitor, el de las anchas espaldas y las mallas de marcar paquete, no podía dejar en semejante tesitura a un ser humano desvalido, converitido en felpudo del edificio número 9 de la rúa de Pastoriza.
Enseguida metí la cabeza por la puerta de la cafetería O Parlamento -me da que bautizada erróneamente, porque lo que está al lado es la Xunta- y llamé la atención del dueño y de la parroquia.
-¿Habéis visto a éste de aquí fuera?
El dueño, que se preparaba para echar la persiana, contestó mientras tiraba la penúltima caña.
-Si ya, un borracho. Anduvo antes por aquí. Lo dejé sentado ahí fuera pero se ve que ha ido a peor.
Entonces no comprendí nada.
-¿Me estás diciendo que sabes que tienes en la puerta del bar a un hombre cagado, meado y vomitado y que lo dejas ahí, para que lo recoja el camión de la basura o qué tíoooooo? -la frase no es literal, pero venía a decir eso-
El del bar mal bautizado se encogió de hombros y me replicó: “Yo paso de llamar a la policía, que lo mismo me meto en un lío”. Hay que joderse. Ande yo caliente…
Mientras discutía con el hostelero, pasaron sin inmutarse por delante del despojo así como seis personas. Me apuesto que alguna va a misa cada domingo. Pero nadie se paró, avanzaban como quien esquiva, en un eslalon urbano, un sembrado de cacas de perro.
Me llamó la atención un señor de pelo blanco, que hizo la vista gorda y que, cuando estaba alcanzando casi la oficina de Caixa Galicia, se dio la vuelta y preguntó, corroído por los remordimientos: “¿Está todo controlado?” Ni le respondí.
Indignado con la contestación que acababa de recibir en la cafetería, se me hincharon un poco los cojones cuando descubrí la realidad: el del bar había estado sirviéndole copas al despojo cuando todavía no lo era, siguió despachándole y cobrándole hasta que el cuerpo no pudo más y después lo echó a la calle como quien saca la basura.
Bicicleitor no podía permanecer impasible ante tamaña injusticia. De su súper traje de Bicicléitor, con un leve movimiento de muñeca sacó el bicimóvil y marcó con el dedo gordo el número de la policía local: no en vano en su doble personalidad de Clark Kent de pacotilla llamaba unas cinco veces al día al 981 54 23 23 para cumplir con su cometido de intrépido reportero del Daily Salgueiriños Planet, también conocido como La Voz de Galicia: ¿Bos días, algún accidente por aí?
Mientras marcaba, Bicicléitor se encaró con el hostelero desentendido:
-Pues si tú tienes problemas para llamar a la policía, yo no tengo ninguno. Un “¡mecagondiós!” bien colocado remachó la sentencia como un matasellos.
Ante semejante prueba de arrojo, el de la cafetería no pudo más que tragar saliva. El super oído de Bicicléitor había percibido, por lo bajini, el desafortunado comentario del tipo del bar cuando le decía a un cliente: “Éste, que vén de Robin Hood”.
Bicicléitor, el Robin de los Bosques de la noche de Compostela, veló el cadáver etílico y contorsionado del despojo hasta que, un cuarto de hora más tarde, aparcó a la derecha un coche de la policía.
-“Buenas noches, agentes, los he llamado yo”, dijo Biciléitor que, señalando con el dedo, orientó a los funcionarios locales en su cometido: “Ya ven qué panorama; cagado, meado y vomitado”.
Uno de los policías meneó al muerto que no estaba muerto y no obtuvo respuesta, si acaso olor. Su compañero lo agitó por el otro lado, y no hubo respuesta. ¡Ah de la vida1 ¿Nadie me responde?
Se tuvieron que empeñar a fondo los patrulleros para que, como quien desfibrila un corazón, la línea de la vida del indefenso borracho cambiase su latido plano por ese pitido intermitente con el que late cualquier corazón, incluso el de las ratas.
-“¡Amigo, despierte!”, dijo uno de los policías. El del bar y varios clientes seguían de cerca lo que ocurría en el número 9 de Pastoriza, vigilados muy de cerca por Bicicléitor, el apatrullador justiciero de la noche de Compostela.
-Amigoooooo!
Por fin, del fondo de la acera se escuchó una voz mareada que parecía salir directamente de la tapa de una alcantarilla.
-¡Qué pasóóóóóó! ¡Anda y que los jooodan, que yo no estoy hasiendo naaaada!
Por fin pude verle la cara al despojo. Bicicléitor, gran fisonomista, adivinó un detalle que, seguro, le había pasado desapercibido al resto de los actores de semejante escena: “¡Este borracho no es de aquí! ¿De Ecuador acaso?”. Os preguntaréis cómo concluyó Bicicleitor semejante cosa. Pues por el acento que llegaba desde la tapa de la alcantarilla, por los rasgos indios que se adivinaban entre el vómito y, sobre todo, porque él mismo, el hasta entonces fardo, contestó a los requerimientos policiales que no hacían más que insistir: “¡Que soy de Buenos Aires!” Bueno, Ecuador, Buenos Aires… un fallo lo tiene cualquiera.
-“Antes de identificarle, como es mi obligación -dijo el agente con menos pelo blanco- le voy a preguntar cómo está: ¿Cómo está?”
El borracho austral, que se iba animando en la conversación, respondió: “Muy bien ¿y usted?”
-“A ver, hombre de Dios, me da que ha cargado usted un poco el carro, vamos, que lleva el carro a tope”, prosiguió el policía.
-“¿Qué dice de qué carro?”, le contestó el despojo, “¡Ande y no joda!”
El público que había esquivado al americano como quien esquiva una caca de perro se apelotonó a su alrededor. Siempre que hay policía, hay espectáculo. ¡Y gratis!
Bicicléitor empezó a sentir que había cumplido con su cometido, el de evitar que un ser humano se ahogase en su propio vómito o, lo que es peor, que sus trozos se los llevasen en los pies los peatones que lo pisarían antes que echarle una mano.
Avanzaba la noche cuando Bicicléitor se subió a su bici, se calzó la pedaleta y arrancó en el tercer piñón camino de casa, mientras dejaba a los polis y al pobre borracho argentino enzarzados en una profunda conversación:
-A ver, atiéndame ¿Cómo se llama? Sabe que soy policía y tengo derecho a preguntárselo
-¿Y cómo se llama usted, si no le importa?
-Pues yo me llamo Benigno
-Encantado, agente Benigno…
No sé qué ocurrió después con el despojo, si se lo llevaron a comisaría, si le aplicaron la Ley de Extranjería o si intercambió fotos con su nuevo amigo Benigno. Pero llegué a casa con la sensación de haber hecho, como Zipi y como Zape, la buena acción del día, sin entender a la gente capaz de darle un puntapié a una caca de perro de más, o menos, el tamaño de un San Bernardo.
Mañana os contaré, si estoy inspirado, el recorrido de esta noche, en el que Bicicléitor no salvó ninguna vida pero sí que descubrió la vida nocturna de los tratantes de ganado que, los martes de madrugada, pernoctan en sus camiones y hacen tiempo para la feria de los miércoles. No os podéis imaginar la alegría genital que hay a su alrededor, sobre todo entre las putas del Pombal, un barrio de Santiago donde se practica una prostitución artesana, como de charcutería.
Pero eso será mañana, porque Bicicleitor está a punto de perder sus superpoderes rendido por el sueño. Qué cansado es salvar a la humanidad. Ata mañá.
(Foto de Bicicléitor en una misión en Jaén)

La cara B

La Cara B es la sección de mi puño y letra que cada lunes, ininterrumpidamente desde el 7 de marzo del 2005, ocupa la contraportada de La Voz de Galicia. Los textos están indistintamente redactados en castellano o en gallego, dependiendo del idioma que prefiera utilizar el entrevistado. Con sus altos y sus bajos, sus más y sus menos, es un producto del que me siento bastante orgulloso, con el que disfruto y, sobre todo, con el que aprendo. El cliché es una idea que alguien me regaló; la sección es una apuesta personal de alguien que confía en mí, una cosa que tengo muy presente; y la selección, producción y ejecución es una tarea de mi competencia. En la mayor parte de ellas, el trabajo de mis compañeros fotógrafos es tan importante o más, incluso, que el propio texto, y ese agradecimiento me gustaría dejarlo por escrito. Por cierto, no sé por qué hay quien se empeña en que ésta es una sección "graciosa" y que se frustra cuando no se ríe con el entrevistado. Pues no, no son entrevistas humorísticas, que La Voz de Galicia no es, que yo sepa, la revista El Jueves. Que haya entrevistados que te hagan sonreír con una respuesta, o que en el diálogo entre quien pregunta y quien responde salte alguna chispa, no quiere decir que yo esté obligado a ser Gila, mucho ojo. Es curioso cómo la gente se cree con derecho a gobernar sobre el trabajo de uno. Hasta la fecha se han publicado las siguientes. Nunca se sabe quién va a ser el próximo…

66. Ana Kiro: "Confío nas mans que me levan"
65. Nino Mirón: "En el fútbol hay mucho impresentable"
64. David Pérez Alleres: "Moriré con las botas puestas"
63. Rosa Aneiros: "De nena quería ser pensionista"
62. Javier Riera: "Ya no me gusta conducir"
61. Juanjo Crespo: "En el fútbol se tiende a exagerar"
60. María Luisa Aja: "Hoy los niños chantajean muy bien"
59. Mercedes Peón: "Son unha aldeá frustrada"
58. Padre Calo: "Me gustan las luces de Broadway"
57. Agustín Fernández Paz: "As historias boas son universais"
56. Judith Barbosa: "No me veo trabajando de oficinista"
55. Miguel de Lira: "Aínda hai moito chapapote mental"
54. César López: "En Galicia hay buenas cabezas"
53. Pepe Araújo: "Nunca levei ningún tirón de orellas do PP, todo o contrario"
52. María José Caride: "Teño que chegar antes á casa"
51. Teté Delgado: "Soy una chica de extremos"
50. Carlos Folgueira: "O legado mellor son os amigos"
49. Pepe Garalva: "Viví de las misses y ellas de mí"
48. Xosé Crespo: "O porco salvou máis vidas en Galicia que a penicilina"
47. J.M.Barja: "Cabréame que se diga que a Universidade fabrica parados"
46. Arsenio Iglesias: "Primeiro hai que ser persoa"
45. Luis Tosar: "Sigo sendo o xuíz de Portozás"
44. Santi Molezún: "Soy pesetero, pero acierto"
43. Enrique López Veiga: "Estou nunha estraña calma"
42. Puentes Leira: "De pequeño era muy malo jugando al fútbol"
41. Miguelanxo Prado: "Ilustrar o Quixote é absurdo"
40. Caneda: "Soy, humorísticamente, un payaso escondido"
39. Uxía: "Son asumidamente rabuda e moi orgullosa de selo"
38. Xosé Ramón Gayoso: "Son un tipo doce porque nacín nunha pastelería"
37. Gerardo G. Martín: "La radio ha pasado de la cocina al despacho de los gerentes"
36. José Manuel Touriño: "Guardo pelo de Severo Ochoa"
35. Corina Porro: "Hago un cocido buenísimo"
34. Lorena Losada: "Cando pedimos é que xa nos chega a auga ao pescozo"
33. Joaquín Caparrós: "Soy culillo de mal asiento"
32. Sánchez Bugallo: "O meu maior éxito está no público feminino maior de 65"
31. Xesús Palmou: "Non peguei porrazos nin na policía nin na política"
30. José Gallego: "Cando me chegue a hora, que me poñan a caixa que queiran"
29. Juan Barro: "Antes, la gente mitificaba a los que salíamos en televisión"
28. David Cal: "Es una faena ser alérgico al marisco en las Rías Baixas"
27. Cañita Brava: "Hoy las mujeres miran el físico y también la cartera"
26. Xosé Luis Foxo: "É máis irlandés Carlos Núñez que escocesa a Real Banda"
25. El abad de Oseira: "El gregoriano es como Rocío Jurado, suena todo igual"
24. Álvaro Pino: "Cuando lo de la Vespino, ni siquiera tenía carné de moto"
23. Lola Villarino: "Teño a Paco Ibáñez en vinilo, pero prefiro a Eric Clapton"
22. Florentino: "Cando neno tiña complexo, prefería chamarme Pepe"
21. Carlos Blanco: "As escenas de sexo son as máis difíciles"
20. Pimpinela: "Muchas parejas se ven a sí mismas en nuestras canciones"
19. Os Tonechos: "Somos felices con pouca información"
18. Paco Vázquez: "Yo no sería pajarito de jaula"
17. Jesús Pérez Varela: "Son sanguíneo colérico"
16. F. Savater: "De ter que escoller un nacionalismo, escollería o galego"
15. Ramón G. Malvar: "Soy más libre que los pájaros"
14. S. Dragó: "Boris enseñando el culo entretiene, no da felicidad"
13. Chema Veloso: "Fraga no es un león tan fiero"
12. A. Urdaci: "De ultra nada; sólo levanto el brazo para coger un taxi"
11. Manuel Ameijeiras: "Es más fácil pilotar un avión"
10. Inmaculada Rodríguez: "Lo que no te mata te fortalece"
09. Gea Escolano: "Me gustan las películas de risa"
08. Belén Prado: "Soy leal en la vida, en el trabajo y en la amistad"
07. F. Vázquez: "De non ser adestrador, sería alcalde do meu pobo"
06. C.Avendaño: "Cuando Dios aprieta, ahoga bien, hasta que te asfixia"
05. X.M.Piñeiro: "Eu non podo estar pedindo perdón polo meu éxito"
04. X.R. Barreiro: "É normal que a xente vaia á praia no Día das Letras"
03. Kristina Berg: "Nunca me sentín estranxeira"
02. A. Pérez Esquivel: "Cuando Bush ora a Dios, Dios se tapa los oídos"
01. Paco Rodríguez: "Pásoo moi ben escoitando La del Manojo de Rosas"

Una lección de coherencia

Después de escuchar a David Beriain, las guerras domésticas a las que me dedico yo me parecen guerras como de catequesis, de fogueo, de poco pelo, que diría mi siempre amigo Soler. Pero mis guerras también tienen pequeñas batallitas de esas que se te quedan para siempre en la memoria, momentos irrepetibles que te sorprenden más cuanto menos te lo esperas. Esta mañana me fui, sin que nadie me mandara, a cubrir una convocatoria para la prensa que me pareció interesante. Vaya por delante que, por norma general, las previsiones periodísticas de una ciudad como Santiago de Compostela suelen estar compuestas de basura política las más de las veces, cuchipandas de pelaje variado hacia el fin de semana y, si acaso, de cuando en vez, una misa solemne para que vuele la caspa del Botafumeiro. Y poco más. Los periodistas de sucesos tenemos poco que hacer en Santiago, si acaso suspirar por que un día se cumpla esa máxima con la que bromeamos a menudo quienes nos dedicamos a informar: que se caiga, de una vez, la catedral. Mientras eso no pasa, y tampoco es que tenga yo mucho interés en que así sea, voy hurgando en lo que más juego pueda dar en el siempre complicado trabajo de llenar el periódico de historias que le interesen a alguien. Con esa premisa me planté esta mañana en el centro de educación especial de A Barcia. Resulta que la Guardia Civil, benemérito instituto, desplazó hasta el colegio lo más granado de su medios humanos y materiales: un helicóptero, una lancha de los Grupos de Actividades Subacuáticas, un par de motos de Tráfico, un todoterreno e incluso a Eric, el único guardia del equipo que tiene el rabo al final de la espalda y que, en vez de multar, ladra.
Los chavales se lo pasaron en grande. En el centro hay síndromes de Down, autistas, niños con parálisis cerebral… todo un catálogo de patologías crueles e injustas que me imposibilitan, primero, para creer en Dios y, segundo, para pensar que le importamos una mierda a cualquier ser que pudiera estar por encima de nosotros. Los chavales se lo pasaron en grande, decía, subiéndose al helicóptero, tirándole de las orejas al guardia perril -¿o será perro civil?- Eric y haciendo ruido con los aceleradores de las motos. Pero, mientras mis compañeros periodistas se ocupaban de captar la sonrisa de la mayoría, la vista se me fue, sin querer o por instinto, no lo sé, al fondo del patio. Allí, sentado sobre la raya que delimita el campo de fútbol, había un muchacho callado y con cara de fastidio que abrazaba con sus brazos sus propias rodillas y que daba una clara impresión de no disfrutar del espectáculo. Con esta vocación de abogado de causas imposibles que heredo de mi educación salesiana, allá me fui:
-“Venga”, le dije, que te puedes subir al helicóptero, ya verás qué bien.
-“¡No!”, me contestó
-¿Qué te ocurre, hombre? ¡Mira tus compañeros!
Pero ya ni siquiera me miró, metió la cabeza entre las piernas y siguió encerrado en su burbuja, lejos del espectáculo benemérito de la Guardia Civil. Así las cosas, dejé de insistir. Pero como pasaba el tiempo y el chaval del fondo seguía sin salir de su cueva, me acerqué a uno de los monitores y le pregunté: ¿Y a éste que le pasa? Y, entonces, el monitor me desveló el secreto: “Pues mira, resulta que este chaval, que es disminuido psíquico, se apellida Botana ¿Te suena de algo Botana?”. Automáticamente, me hice cargo de la situación: “Claro -le dije- los Botana de Castiñeiro de Lobo, en Ames, la familia de delincuentes más problemática de la comarca ¡He llenado páginas y páginas con las historias judiciales de los Botana y, sobre todo, con las andanzas de su pieza clave, el terrible Fernando Botana, alias Roque, el Billy el Niño de Ames, como lo bauticé una vez”.
El monitor continuó su explicación: “Pues a éste que ves aquí, lo que le pasa es que, aún a pesar de su enfermedad, no puede ver a la Guardia Civil, es algo superior a él. En una casa como la suya, donde todo el mundo ha sido detenido o lo será, un guardia es un problema y si entra uno de verde es que alguien acabará durmiendo entre rejas ¿Cómo vamos a pretender entonces que se suba en uno de sus helicópteros? ¡Eso sería como meterse en la boca del lobo!
Entonces comprendí la soledad de aquel chaval que se negaba a participar de una fiesta que no era la suya. El enemigo en casa. Lo más curioso de todo es que, a pesar de las muchas perrerías que han hecho sus tíos y sus primos, casi me solidaricé con él, y sólo porque, aún con su discapacidad, nos dio a todos una lección de coherencia: la familia es lo primero, incluso aunque tu tío sea el mismísimo Billy el Niño de Ames.

Beriain desde la trinchera

Esta tarde, a las 20.00, en el centro cultural Caixanova de A Coruña, conferencia de mi compañero David Beriain, reportero de guerra. Por cierto -y éste es un detalle sin importancia- de presentarlo se ocupará un tal Nacho Mirás Fole, que no sé de qué carajo me suena… Estáis todos invitados.
Podéis saber un poco por dónde fueron los tiros -foto incluida- pulsando [aquí]

La cometa

Vengo de machacarme en la bici. Con el cambio de casa han cambiado también las rutas para pedalear. Las pistas de concentración parcelaria de Teo son historia, así que ahora tengo que descubrir nuevos itinerarios en el barrio. Un santiagués de pro tiene que conocer su entorno ¿no? Ayer hice una primera incursión al Monte do Gozo, sin demasiados aspavientos, y hoy he repetido, pero con un recorrido algo más generoso e, incluso, arriesgado a ratos. Aunque los días han crecido una barbaridad, a nada que te despistes se te hace de noche dándole al pedal, cosa que ocurrió tanto ayer como hoy y por eso me he contentado con quince kilómetros, distancia modesta pero suficiente. Vi anochecer desde lo alto del Monte do Gozo y la estampa no podía ser mejor. La foto la saqué con el móvil aprovechando ya una luz natural de limosna. Mientras cogía aliento, sacaba la foto y meditaba sobre lo mucho que disfruto haciendo lo que de verdad me gusta y no lo que me mandan, un padre y un hijo hacían volar una cometa. Estos días sopla un viento del carajo, del nordeste, dicen los de MeteoGalicia. El niño tendría unos cinco años, seis todo lo más. Era menudito, con el pelo crecho y los ojos muy abiertos, como los de un gato a punto de saltar. Cuando me vio llegar, dejó de prestarle atención a la cometa y se quedó embobado mirando la bicicleta. En realidad, no sé si miraba a la bici o me miraba a mí, que parezco un astronauta del país.
-“¡Que se che escapa a cometa!”, le dije
-“Non, que xa a goberna meu pai”, me contestó todo lleno de razón, como quien tiene un as para matar un tres.
Me encanta escuchar a los niños que, aun teniendo pocos años, dominan el vocabulario porque están bien estimulados. No soporto a los padres que se empeñan en que el niño le llame baubau al perro, pupas a las heridas y pipí a la pirola. ¡Gobernar! ¡Ahí es nada! No se puede describir con mayor precisión lo que uno debería hacer con una cometa. O la gobiernas, como una nave, o te vas a pique. Quién gobernara la vida…
-“Cando a leves ti -le dije vacilón al chaval flacucho- ten coidado e mete pedras nos petos, non vaia ser o demo que marches polo aire”.
El padre lo llamó, yo seguí dando pedales y los dos se quedaron navegando el cielo compostelano. Soplaba fuerte del nordeste a eso de las 22.30, un poco tarde para un niño de seis años, pero ¿no vale la pena el exceso por algo tan estupendo como volar una cometa? Ni pleiesteision, ni geimboy, ni equisbox, ni hostias. Además, ¿quién sería capaz de “gobernar” una vídeo consola?
Una vez que las luces de Santiago brillaron más que las del cielo, di media vuelta desde la meta volante de los peregrinos de bronce y volví sobre mis pasos, quiero decir, sobre mis pedales. Cuando llegué de nuevo a la altura de la familia voladora, el padre le había dejado a su hijo el mando de la aeronave, aunque él lo asistía por detrás como un monitor de autoescuela que le pisara el embrague.
El niño me vio pasar de nuevo, me miró fijamente y, nervioso, le dijo a su padre:
-“¡Papá, papá! que dixo o señor da bicicleta que tiña que poñer pedras nos petos, que se non vou voar polo aire”.
Se me escapó una sonrisa y, según emprendía el descenso, giré la cabeza para verlos de nuevo. Y, entonces, ocurrió algo grande: Papá cogió piedras del suelo y las metió en los bolsillos del pequeño gobernante. Y allá los dejé, con sus cabezas en las nubes, al padre con los pies en el suelo y al hijo lastrado en la hierba. Y no sé si me sentí más hijo o más padre; en cualquier caso, creo que un día de estos me compraré una cometa.

¡¡Exclusiva!! Entrevista con Edilberto Alonso

Edilberto Alonso, autor de “Galicia será nación”
“El Koala es albañil, y yo no pasé de peón”

Los blogs gallegos echaban humo la semana pasada, después del descubrimiento de “Galicia será nación”, una composición dedicada al vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana. Desde su casa en la Isla Esmeralda, Irlanda, el autor e intérprete de la oda al de Allariz no podía salir de su asombro: en sólo 24 horas, casi mil personas se descargaron la canción desde http://www.xuvecurtis.com/, una web que también se ha visto desbordada. En la actualidad, más de 500.000 personas la han escuchado. La entrevista del pasado fin de semana en la Ser influyó positivamente en el incremento de las descargas, según confirmaba Eduardo Vázquez, editor de www.xuvecurtis.com. Las comparaciones, que siempre son odiosas, se hicieron inevitables, y ya hay quien ha bautizado a Edilberto Alonso Fernandez (Curtis, 1961) como “El Koala de Curtis”. Lo mismo que ha ocurrido con “Opá”, el éxito de “Galicia será nación” se debe única y exclusivamente a Internet. http://www.rabudo.com/ tiene el honor de ser el primer medio digital que entrevista a Edilberto Alonso, el hombre que le cantó a Anxo Quintana. Con un par.

-Menuda la has montado ¿Te das cuenta de que, a estas alturas, ya hay varios miles de personas que tienen tu canción en sus ordenadores? Yo mismo la llevo en el móvil como sintonía, te lo juro por Quintana…

-Sí , me han dicho que ha tenido éxito y que más de un millón de personas la han escuchado. Me apuntan que la entrevista con Luis Pardo ( Radio Galicia, Cadena SER) tuvo mucha transcendia y creo que la van a “subir” a http://www.xuvecurtis.com/ esta semana. También pude saber que en Madrid hay más de un móvil con esa sintonía y no se apuran a contestar, con el fin de ir haciendo patria . La “diosa de Suances “ lleva desde hace mucho el Mp3 de la canción que le dediqué al Camino de Santiago en su móvil ( Down the St. James Way ) .

-Vives en Irlanda, un sitio en el que cualquier paisaje te habría inspirado, seguro, una docena de canciones ¿Entonces como rayos es que encontrase la inspiración en Quin?

-En realidad, “Gallicia sera nación” nace en Limerick, en el Texas Steakout. Pablo González y Xurxo Lobato fueron los enviados de La Voz de Galicia para cubrir el especial “Gallegos en Irlanda” . Después de los primeros compases de la entrevista y al haber metido el dedo en la llaga de mi corazón, Xurxo recomendaba, a su regreso, informar al programa Galeguidade que me entrevistaran . La entrevista salió en el dominical de La Voz. El lunes contactó conmigo Chefi Vazquez, del Progama Encontros, producido por Santiago Alvite y dirigido por Pemón Bouzas . Ese mismo día contactó tambien Mónica Casuso, productora de “Europeos: Destinos cruzados”, un documental sobre mi vida en Irlanda que dirigió Senén Bernárdez. Chefi fue la primera persona en divulgar una obra mía, “Las Campanas de Iria Flavia”. Dos años más tarde, visionando unas imágenes del documental, impecablemente narrado por Anxo Quintela bajo guion de Rosa Castro, aparecié la inspiración mientras el señor Quintana inauguraba http://www.quin2005.com/ . Por imperativo de Ana Santos, de Teixeiro, tuve que componer dos versos más: “Leva a Galicia na ialma, aos galegos no corazon”. ¡”Esa canción es muy bonita, pero está coja!, exclamó elevando el tono de voz. Al día siguiente se la canté via telefono a http://www.osdcmm.com/fernandovarias.htm . “¡Grábaa e mándalla!”, dijo. Meu dito, meu feito. Lo demás es historia. Por cierto, Ana es una de las funcionarias de Administración Local más guapas de España. ¡Viva Melide!

-Hay quien dice que el BNG está detrás de tu canción, que en realidad se trata de una campaña similar a la de Amo a Laura… Y lo digo en serio, ya se teoriza sobre que esto está muy pensado para promocionar al líder del BNG.¡Incluso me han llegado a decir a mí que el BNG me ha untado para formar parte de la campaña con www.rabudo.com! Defiéndete tú, que a mí me da la risa…

-Yo no me río ¡ni de Janeiro ! Desconozco lo que es “Amo a Laura”.

-La semana pasada, todo el mundo quería saber quién está detrás de la canción ¿Y quién está? Como diría Perales… ¿Y cómo es él?

-Detrás de “Galicia sera nación”, como le dije a Luis Pardo el viernes pasado, sólo esta el sentimiento de un trovador en la diáspora que mira a su tierra desde la lejanía, con las alforjas cargadas de morriña . Y el objetivo no son ni la gloria, ni la fama . El ” target “ como dirían aquí, es que “ Galicia sera nación “ llegue a las Galescolas y los niños de hoy aprendan la canción con el fin de fortalecer el espíritu de su tierra . Cuando un servidor esté trovando por las “camposas del infinito “, veré que aquellos niños ya son hombres y, sea cual fuere su ideología, no tendrán que pelarse con nadie para entender que Galicia es una nación . La nación de los hijos de Mil (Mileadh, nieto de Breogán), que forma parte del anillo celta (Galicia, Irlanda, Escocia, Bretaña, Gales, Cornwall, Isla de Man) sobre el que ya tengo cuatro canciones escritas . Encontre aquí, bajo tierra, la “llave“ de la nación.

-¿A qué dedicas el tiempo libre?

-El poco que me queda, a escribir canciones, a estudiar… estoy escribiendo un libro sobre la conexión galaico-irlandesa . X.A. Domelo, de la Television de Galicia, me dio la pista cuando realizó y presentó un programa desde Rock of Cashel para Encontros, donde él fusionaba perfectamente ambas culturas. También practico deporte; cuando vosotros estáis tomando las uvas, servidor está haciendo los últimos metros de los 180.000 que nado cada año. ¿Acaso no lo notas en la voz ? Todos los irlandeses que me han escuchado dicen: “Nice and powerfull voice” (Bonita y poderosa voz ) Sin embargo, en la tierra que más quiero del mundo, desvían la atención con comparaciones totalmente inaceptables. Yo no me parezco a nadie , ni siquiera a mi ídolo Pucho Boedo como apuntaron, entre otros, Laureno Vázquez de Agustín ( Vicepresidente de la Asociacion Gallega del Henares ) cuando el pasado Noviembre escucho mis canciones . El Koala creo que es albañil y yo no pase de peón. Por cierto, aprovecho para desearle todo el éxito del mundo. He dejado de beber y de fumar . Dos de mis grandes enemigos, que al fin, fueron vencidos. Y me gustaría ser un emigrante retornado que regresa a nado. “¡E subirei polo Mendo ata Curtis!” .

-Le has escrito también a Letizia, le has cantado a Man de Camelle, al desastre del Prestige. Lo de Letizia casi lo entiendo mejor que lo de Quintana, pero oye, para gustos…

-Perdona, pero no le canto al Vicepresidente de la Xunta, le canto a Galicia y a todos los Gallegos. El señor Quintana sólo es un eslabón que protagoniza “Galicia sera nación” .

-No ha faltado tampoco esta semana quien diga que la canción que te ha hecho popular es una cosa “friki” ¿Qué te parece?

-Delfar, en los blogs de Telecinco, ha dicho esto: “Un friki es alguien que no ha perdido el contacto con ese niño interior que todos tenemos dentro. Capaz de llegar a hacer el ridículo por aquello que le gusta y sin vergüenza de reconocer que tiene gustos que no son los que son socialmente bien vistos para su edad o estatus. Un friki es aquel que sabe ver lo mejor de la vida en lo que los demás hace, que es capaz de cantar con alegría la canción de la abeja maya o de llevar su imaginación más allá de la aburrida vida cotidiana. Principalmente, hay que distinguir entre lo que en inglés se llamaba geek y lo que se llamaba freak. Un geek es un empollón con gustos de niño (Star Wars, El Señor de los Anillos, etc…) que parece anclado en un mundo irreal (a lo Ally McBeal), ese es el friki que hoy celebra el día. Por otro lado el freak que se ha maltraducido como friki es el tipo raro que hace cualquier cosa por salir en la tele y que parece un ser de los que antes salían en el circo y que se han hecho tan famosos en algunos programas nocturnos y de Reality. ¿Con cual de los dos me tildaron ?

-En cualquier caso, seguro que eres un tipo divertido ¿lo eres?

-Creo que sí , así dicen mis amigos . Me gusta arrancar una sonrisa en el prójimo. No siempre se consigue y entonces alguien, justificadamente, tendrá la oportunidad de decir lo contrario.

-¿En qué sueña un gallego en Irlanda? ¿En triunfar? ¿En volver? ¿En no volver?…

-Principalmente, en volver. Cada noche, cuando apoyo la cabeza entre las sombras de mi almohada juzgándome a mí mismo mientras trato de conciliar el sueño, veo que me quedo dormido con un ojo abierto mirando a Curtis. ¿Quién es realmente Edilberto Alonso? Probablemente, el ser más imperfecto de la tierra que cada día, con la ayuda de Dios, trata de superarse a sí mismo.

-¿Tu momento más feliz del día?

-Cuando me llega carta de la Asociacion Amigos de Curtis , anunciándome las Xuntanzas anuales de los curtienses en la emigración. Ese día hacemos fiesta en casa. A lo largo de todo el día soy feliz . Pero el punto álgido de mi felicidad llega cuando , cada noche , acuesto a mis “ chinorros “ y, abrazándome fuerte, dicen : “You are the best dady in the world . I love you so much”

-¿A quién le cantarás la próxima? Mira que el presidente Touriño igual se cela, que aquí están a la que cae…

-Me han hecho esa pregunta varios compañeros tuyos y he visto que muchísima gente lo reclamaba en la red. Me informaron de que el señor Touriño es un hombre de buen talante, honrado y muy inmerso en los problemas sociales y de la emigración . Si algún día veo alguna actitud que despierte mi inspiración, si él me lo permite, encantado escribiría una canción al presidente de todos los gallegos .

-¿Se te queda algo en el tintero?

-Agradecer a todos los medios de comunicación la atencion que tuvieron conmigo y con mi obra. A todos los bloggers y webmasters que difundieron la noticia provocando que “Galicia será nacion” fuera la canción con mas número de descargas en el espacio cibernético gallego. A rikimelide y Marcus. A Óscar Reboiras por acordarse de mí y, por supuesto, a ti . Sin vosotros, esta entrevista nunca hubiese existido. A mi querida amiga Macarena , my special lyrics adviser. THANKS MILLIONS .

-¿Qué harás con tanto dinero cuando cobres los derechos de autor?

-Si se comercializase la canción, los derechos de autor correspondientes a la parte lírica de ” Galicia sera nación”, es decir, el 50% , los dono a la Casa da Xuventude de Curtis, única y exclusivamente para crear una escuela de música permanente y gratuita en Curtis .

-Terminando. ¿Galicia será nación?

-¡Abofé que así éeee! ¡Abofé que así éeeee! ¡Abofé que así éeeeeee! La la ra la la laaaaaa la la la ra la laaaaaaaaaaaaaaaaaaaa GALCIAAAAAAAAAAAA SERÁÁÁÁÁ NACIÓÓÓÓÓN !!!

Y la culpa será de los niños…

De La Voz de Galicia de hoy, edición digital: “La empresa española Inditex, propietaria de la marca Zara, dijo que investigará la supuesta utilización de niños para coser sus zapatos por una fábrica subcontratada en Portugal, según publica hoy el semanario luso «Expresso». [Sigue]. No voy a hacer valoraciones; sólo diré que yo también informé de una situación parecida, hace un par de años, aunque en vez de niños en Portugal eran chinos esclavizados en Teo, al lado de mi casa. Al final, los jueces concluyeron, básicamente, que la culpa era de los chinos. ¿Serán también los chavales los responsables de coser zapatos a 0.20 € la unidad? Todas las fotos reproducidas en este post son propiedad de Expresso. Como el diario portugués funciona bajo suscripción, añado el texto íntegro, y público, que recoge la agencia Lusa :

27-05-2006 12:24:00. Fonte LUSA. Notícia SIR-8028694
Temas: sociedade portugal infância economia empresas

Trabalho infantil: Crianças de Felgueiras cosem sapatos para a Zara – Expresso

Lisboa, 27 Mai (Lusa) – Crianças portuguesas da zona de Felgueiras cosem sapatos à mão em casa para uma fábrica sub-contratada pela cadeia de lojas Zara, da multinacional galega Inditex, revela hoje o semanário Expresso.

Segundo o semanário, que ilustra com fotografias e refere ter assistido “a este tipo de trabalhos manuais, feitos por toda a família, em condições desumanas”, o fenómeno “alastra-se por várias freguesias rurais de Felgueiras, muito afectadas pelo desemprego”.

O semanário apresenta o caso de dois irmãos de 11 e 14 anos que costuram com a restante família dezenas de sapatos de Verão para a Zara, recebendo 40 cêntimos por cada par cosido à mão, completando entre 100 a 160 sapatos por dia.

Contactado pelo jornal, o gabinete de comunicação do grupo Inditex, a que pertence a Zara, considera o caso como “gravíssimo”, lembrando que a empresa tem “um código de conduta muito rígido, que proíbe o trabalho infantil” nas empresas que contrata.

O número de série dos sapatos que as duas crianças cosiam, fotografados pelo Expresso, permitiu identificar que tinham sido produzidos por uma fábrica de Felgueiras, que no ano passado sofreu uma auditoria por parte da multinacional, que não revelou nada de errado.

“A ser verdade, a Inditex será implacável. Essa fábrica deixará de trabalhar para o nosso grupo”, afirmou o chefe do gabinete de comunicação do grupo, salientando que só no último ano “4.000 empresas deixaram de trabalhar para o grupo por violarem o código de conduta da empresa”.

A mesma fonte acrescentou que algumas das empresas encerradas são portuguesas, escusando-se a identificar quais.

O Expresso explica que o encerramento de calçado e têxteis do Norte do país têm obrigado muitas famílias a receber em casa lotes de calçado para coser, distribuído pela região por carrinhas de fábricas situadas entre Guimarães e Felgueiras, que depois volta para recolher sapatos já cosidos, entregando novo lote.

“Ganham miseravelmente, mas aquele, muitas vezes, é o único sustento”, refere ao jornal José Guimarães, dirigente do Sindicato de Calçado em Guimarães.

O Expresso salienta que “não há dados oficiais sobre a quantidade de crianças envolvidas nesta tarefa” porque se torna “quase impossível fiscalizar quem trabalha na sua própria habitação”.

O secretário de Estado do Emprego e da Formação Profissional, Fernando Medina, disse à Lusa a 11 de Maio que o trabalho infantil, flagelo que atinge milhões de crianças, está ultrapassado em Portugal, cujo desafio é agora elevar a escolaridade obrigatória para 12 anos.

Fernando Medina falava à Agência Lusa a propósito da conferência internacional sobre o combate à exploração do trabalho infantil no mundo da Língua Portuguesa, que decorreu em Lisboa, no qual foi apresentado o relatório da Organização Internacional de Trabalho, no qual não foi feita qualquer referência a Portugal.

De acordo com declarações de então do Secretário de Estado, Portugal já não se confronta com problemas de trabalho infantil no sentido clássico do termo, sendo este quase diminuto, limitando-se a casos pontuais no sector da agricultura numa perspectiva de ajuda à família depois da escola.

Segundo dados recentes da Inspecção-Geral de Trabalho (IGT), em 2005 foram detectados oito casos de menores em situação laboral ilegal, metade dos sinalizados em 2004.

Em 2004, na sequência de 11.755 visitas de fiscalização foram sinalizados 16 casos.

Só no último trimestre de 2005, a IGT sinalizou seis empresas que infringiram a lei laboral ao ter ao seu serviço menores de 16 anos e sem a escolaridade obrigatória.

Em 2003, adiantou, houve uma declaração positiva do Conselho da Europa sobre a evolução da situação portuguesa, tendo o país sido referenciado como um caso de sucesso na resolução do problema.

Um relatório da Organização Internacional do Trabalho apresentado em Maio revela que o trabalho infantil no mundo diminuiu 11 por cento, uma tendência que acontece pela primeira vez, embora na África subsaariana o número de crianças que trabalham continue a subir.

Segundo o documento, a Ásia é o continente com mais crianças trabalhadoras e a evolução mais positiva deu-se na América Latina e Caraíbas.

RCS.

Lusa/Fim

Bultaco

Dejo temporalmente -sólo temporalmente- la actualidad vinculada a Edilberto Alonso para volver a lo mío. El pasado fin de semana subí al monte Iroite, en la Serra do Barbanza. Pero no lo hice en bicicleta, ni caminando. Fue en moto, en una vieja Bultaco Sherpa que me prestó mi amigo Manolo. Motero como soy, nunca me había aventurado a trepar por pistas de tierra y piedras sobre dos ruedas con motor. La experiencia fue gratificante. Me costó encontrarle el punto al embrague pero, al final, acabé haciéndome con los mandos de un aparato que tiene, más o menos, los mismos años que yo. Creo que 31, para ser más exactos -eso me hace recordar que en un mes y unos días, me caen treinta y cinco, una edad que tiene una mala rima_. Lo malo que tiene probar experiencias nuevas es que te gusten. Y ésta me gustó. Sigo con mi obsesión de reparar una moto antigua, que tenga una edad parecida a la mía. Antes me ceñía a las Vespas pero, después de haber subido al Iroite y de haberme sentido como una cabra montesa, tampoco le hago ascos a una moto de monte. Así que si alguien quiere deshacerse de uno de estos artefactos, que sepa que estoy interesado. Anda que no hay motos abandonadas por los alpendres de Galicia… Acompaño prueba gráfica de mi primera salida monte-motera, y que espero que no sea la última. Soy el de la derecha, por supuesto, por si alguien duda. Por cierto, no dejéis de comprar sardinas, están como Dios y baratitas.

Japón nos observa

Tengo mucha curiosidad por saber quién es el lector o lectora que entra en http://www.rabudo.com desde Japón. Gracias a Technorati me enterado además de que existe un blog en japonés con un enlace a este mi sitio, lo cual todavía me intriga más. Quizás es alguien emigrado ¿o será un asiático de pura cepa? En cualquier caso, me gustará tener noticias suyas, bien a través de los comentarios, bien a través de un mail privado a mirasfole@yahoo.com. Saludos al país del sol naciente. Por cierto, he visto también que hay visitas desde Canadá, Estados Unidos, buena parte de Sudamérica, de Europa… Podiais hacer como los radioaficionados y mandarme un mail o un comentario -ellos lo hacen con postales-. Si preferís de todos modos permanecer en el anonimato, ningún problema.

Esta voz es una mina

El amigo Edilberto Alonso es una mina, así que vamos a seguir explotando el filón. Esta vez es la princesa Letizia la beneficiaria de esta máquina de parir música y letras que es este gallego de Curtis afincado en Irlanda. Por sugerencia de Manuel Rico, paso a colocar el enlace y la letra de la canción Love is life, una obra digna de competir en Eurovisión. Para escucharla, [aquí]; para hacer karaoke doméstico, ahí va la letra. Va por vós, alteza.

LOVE IS LIFE:

Gueyos como luceros
tan llenos de explendor
rayos de Cupido
por donde salió el amor.
Letizia Letizia
Let – Leet- Leeet
que guapina ye !!
Es la fuerza del amor
la que todo lo supera
es la fuerza del amor
y la llevan por bandera
para enseñarle al mundo
que Cupido siempre espera.
Aquí no hay vuelta de hoja
ni nada que protestar
es la fuerza del amor
que nadie puede parar.
Bendito sea Cupido
y que entre por tu ventana
como un rayo de esperanza
alumbrando cada manana.
People are very happy ( la gente esta feliz )
and the sun in the sky i’smiling ( y el sol en el cielo esta sonriendo )
because Cupid is having a party ( porque Cupido esta teniendo una fiesta )
with the moon shining brightly ( con la luna brillando esplendorosa )
Love is life .
Copyrigth2004
Gueyos , en bable, ojos .
Traduccion al bable = Lissa .

Espero ansioso vuestros comentarios, y confío en que sean respetuosos hacia estre monstruo de la producción musical.

Un canto a Galicia ¡Hei! (perdón, Galiza)

Después de esto, sólo se me ocurre proponer que el Estatuto de Galicia deje sin efecto el actual Himno Galego para sustituirlo de inmediato por este otro [pulsad aquí]. No tengo palabras. Si queréis profundizar más en el autor, podéis hacerlo en [este enlace]. Un canto a Galicia ¡Hei!. Ahí va la letra, para los que no tengan el cuerpo para cantautores.

Leva a Galicia na ialma
os galegos …no corazón
todo Allariz o votou
O Arnoia por el rezou
e no goberno entrou
Anxo Quintana
Anxo Quintana
Quereee facernos Nación
antonte na televisión
dixo Anxo Quintana
Galicia sera Nación
Galicia sera Nación
dentro do Estado español
Aboféeee que así é
Aboféee que así é
Aboféee que así é
Galicia sera Nación
dentro do Estado español
llalaralalala lalaralalalaa

Musica y letra : Edilberto Alonso Copyright 2006
Gracias a quien me ha dado la pista 😉

Vespapapapapa…

Una maravilla de anuncio para quienes, como yo, veneran a la Vespa.
(Os recomiendo subir el sonido).

Cómo ha cambiado el cuento

Días atrás empezamos a hacer la colección Cuentos infantiles de El País. Nos pareció una buena idea: los cuentos de siempre bien editados, estupendamente ilustrados y con tapa dura, para resistir los envites de nuestras vidas y de las que nos sucedan, si es que sucede que nos suceden. Primero fue Garbancito; después, El Mago de OZ; La princesa y el guisante; La Ratita Presumida… Todo iba estupendamente y ya me veía dentro de cuarenta años, convertido en el abuelo Mirás que le leía a sus nietos las historias de su infancia a través de unos libros maravillosamente editados por don Jesús de Polanco. Pero esta mañana, la lectura del quinto tomo de la colección, El lobo y los siete cabritillos, arruinó mis expectativas. Y estoy en condiciones de afirmar que ese tomo de la colección de El País, tal como está planteado, es un ejemplo de la memez que todo lo invade, de la moralina barata que lo inunda todo y que todo lo estropea y lo adultera en nombre de lo políticamente correcto. Resulta que en el cuento de Los siete cabritillos, alguien se ha tomado la licencia de cambiar el final y, consecuentemente, de arruinar el cuento. En la versión original, la de los hermanos Grimm, el lobo se comía a seis de los siete cabritillos y la madre cabra, ayudada por el hijo más pequeño, que había conseguido zafarse, le abría el vientre a la bestia aprovechando que dormía, luego se lo rellenaba con piedras. Y ya sabéis el final: el lobo sentía sed, se asomaba a la orilla del río y, con el peso de las piedras, se caía al agua y moría ahogado. En el cuento de El País, al lobo fiero e inteligente nos lo han cambiado por un absoluto idiota, por un aficionado. Como en el cuento auténtico, también se aclara la voz con claras de huevo y tiñe sus patas negras con harina blanca. De esta manera consigue engañar a sus presas y entrar en su casa. Pero el lobo del año 2006, el que me ha vendido por un euro con noventa y cinco don Jesús de Polanco, no se come a los cabritillos: los secuestra y los ata con una cuerda. Como no se los come, la madre, al más puro estilo Misión Imposible, rescata a los imbéciles de sus hijos sin tener que rajar la barriga del peludo depredador. Y, como especie en peligro de extinción que es, la señora cabra no lo mata, sino que deja que se enrede con una cuerda para que aprenda la lección, pero queda claro que no muere con el siguiente párrafo: “El lobo, que era feroz pero no tonto, advirtió que para liberarse del lazo más le valía andarse con cuidado y, sobre todo, no meterse en nuevos enredos”. Añade además el osado destrozahistorias antes de escribir la palabra fin: “Por cierto, es difícil imaginar un bosque sin lobos”. No he podido evitar pensar en El Equipo A, una serie en la que no había un solo muerto.
De este modo, Los Siete Cabritillos se ha convertido en una descafeinada historia que nada tiene que ver con la versión original, violenta y cruel, puede ser, pero así fue escrita. Esto no es más que un burdo ejemplo de censura y de la peor, la que se aplica a la educación de los niños. En la versión de mi infancia, y en la de la vuestra, el lobo moría ahogado y se acabó el cuento. Y no creo que eso nos haya convertido en psicópatas; y no recuerdo haber tenido pesadillas por el trágico final del malo de la historia. Estoy ansioso por saber cómo han resuelto los de la colección el destino del lobo de Caperucita. ¿Y los cuarenta ladrones de Alí Babá? ¿Serán acaso los cuarenta muchachos con problemas de adaptación al medio? No me extrañaría que hayan sustituido el patito feo por el patito “que impresionaba desagradablemente el sentido de la vista”, que definiría María Moliner. ¿Y Cenicienta? ¡Empleada de hogar, seguro!
Dios nos libre de quienes escogen, en beneficio ajeno, falsos finales dulces para historias amargas, pero reales como la vida misma.
(Foto, Ernesto Junco, revista Fusión).

Mal vasallo

Hoy he hablado con uno de esos tipos cuya experiencia debería ser una lección y no una anécdota. Es alguien que en plena juventud, con la cabeza llena de proyectos y el mundo listo para llevar, pasó por algo que hizo añicos para siempre buena parte de sus sueños. Hoy no es el mismo y nunca lo será. Ahora, después de todo aquello, se toma la vida con muchísima más calma: procura no alterarse, casi nada le enfada y vive cada día como si fuera el último. Y, sobre todo, se cuida se cuida de meter dedo propio en ojo ajeno. A su lado, mis problemas o los de alguien que tenga la salud que él echa de menos son de risa. Cuando volvía por la autopista no debaja de pensar en cómo tenemos que llegar a una situación extrema para replantearnos la vida. Escuchándolo, sintiendo las ganas de vivir que me transmitía, no pude evitar preguntarme cómo es que en el mundo hay tanta gente empeñada más en tener vasallos que en tener amigos. El poder por encima de todo, aunque haya que dejar las cunetas sembradas de cadáveres, incluso de los que un día fueron tus amigos. Nos creemos que lo importante es hacer carrera y por el camino vamos dejando las formas; pisamos callos, pisamos cabezas, tragamos mierda, vendemos motos e incluso lamemos culos, una práctica que, lo mismo que reír gracias o chupar cosas, es una manera muy efectiva de subir en el escalafón. Es curioso el poder de proyección que tienen las partes susceptibles de ser lamidas; es pasarles la lengua y ¡oye! hacia el infinito y más allá. Cualquier cosa con tal de no renunciar a una posición que, en realidad, y si uno lo piensa nada más un minuto, no es tal, sólo humo, pantalla, fogueo, bisutería. Es fácil caer en la tentación de creerse mejor que el que está por debajo, craso error. Nunca he entendido a quien se cree con el derecho de dar órdenes a otro, de dirigir la vida ajena, por eso nunca he soportado el régimen militar ni la organización jerárquica del mundo, algo que sólo acato, como el que más, cuando si no acato no como. Pero que acate no quiere decir que apruebe. Yo nunca seré buen vasallo ni aunque hubiese buen señor, más que nada porque creo firmemente en que el único buen señor es aquel que no tiene vasallos. Hoy, volviendo por la autopista, me acordé otra vez de la historia del señor Antonio, el portugués. Y volví a convencerme a mí mismo de que, en realidad, lo que importa en la vida es ser recordado ya no como una buena persona, sino como alguien que no era malo, como ése que no sabía apretar cojones y que agotó su vida sin haber jodido nunca la del prójimo. Estará bien si he conseguido dejar el mundo sin haber probado a qué demonios sabe un culo. En Galicia, la calidad de una persona suele medirse por el número de amigos que van a su entierro. Cuando los viejos te dicen, con ironía: “Ti has levar…” te están diciendo que nadie va a ver cómo entierran a un hijo de puta. Y, sin entrar en grandes análisis antropológicos, creo firmemente que algo de eso hay. Es una pena que haya gente que sólo se dé cuenta cuando ya no hay nada que hacer, cuando las orejas del lobo están tan cerca que incluso puedes ver cómo saltan las pulgas. Perdonad, es que hoy me ha dado por la metafísica…
Para los que deseen ampliar bibliografía, ahí les dejo a mi poeta de cabecera. Sí, me repito un poco, pero es que a veces es como el Red Bull, me da alas:

Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito.
A mi trabajo acudo, con mi dinero pago
el traje que me cubre y la masión que habito,
el pan que me alimenta y el lecho en donde yago.
Y cuando llegue el día del último viaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar”.

And the winner is…

No ha sido fácil. Por mí os habría premiado a todos. Es más, me provoca tanta ansiedad señalar a uno sobre los demás que, de corazón, ahora mismo dejaría el premio desierto. Pero no puede ser. Los concursos son así y es lo que hay. Si he tardado tanto en hacer público el fallo es porque he hecho no pocas consultas y votaciones. Han votado compañeros, amigos, algún familiar… Para no dar ventaja a los profesionales, decidí que los votos que se le diesen a los fotógrafos profesionales valiesen la mitad de los votos de los aficionados. Aún así, el resultado no ha dejado lugar a dudas. Así que, sin más dilación, paso a colocar el acta.
En Santiago de Compostela, siendo las 23.19 horas del día 15 de mayo del año 2006, y después de haber tenido en cuenta las votaciones de las personas que se han brindado a la selección de fotos del concurso Hai Roupa Tendida 2006, el jurado ha decidido lo siguiente:

Después de evaluar los 24 trabajos presentados al concurso, el jurado considera que el único premio del certamen debe recaer y recaerá en la fotografía Secado por la vía rápida, de la que es autor Paco Rodríguez.

Dada la condición de “profesional” del premiado, el presidente del jurado (o sea, yo) ha tenido en cuenta la regla según la cual los votos a esta fotografía valiesen la mitad que los de aquellas imágenes captadas por fotógrafos no profesionales. Aún así, la mayoría de quienes dieron su voto se pronunciaron mayoritariamente por una imagen que retrata perfectamente la esencia del concurso. El ganador recibirá como premio el libro Weegee’s World, de Miles Barth, una espectacular obra que recoge las mejores fotografías realizadas durante la vida profesional de uno de los grandes fotógrafos de sucesos de todos los tiempos, y que tuvo su momento álgido en los años cuarenta, una auténtica maravilla de libro.

El presidente del jurado (o sea, yo) anuncia también que los otros 23 participantes han adquirido automáticamente la condición de finalistas, por lo que recibirán el calendario del 2007 (actualmente en elaboración) que recoge todas y cada una de las fotografías participantes.

Así lo firmo en Santiago de Compostela, a 15 de mayo del 2006
El organizador y presidente del jurado:

Nacho Mirás Fole

PD: La decisión es, por supuesto, inapelable.

114769377466064107

Laura Casielles y Daniel Basteiro son los autores de Porsilasmoscas.net, un blog muy interesante y cada vez más completo. Hoy han colgado la entrevista que me hicieron la semana pasada, un cuestionario que están enviando a gente que tiene algo que ver con los blogs. He dado mi libre opinión sobre temas diversos y, seguramente, mucha gente no estará de acuerdo con lo que pienso. Tampoco voy de experto en nada; se me ha preguntado y he respondido. En cualquier caso, siempre es entretenido -y complicado- pasar por una vez de entrevistador a entrevistado. Gracias a Laura y a Daniel por su interés. Al texto completo de la entrevista se llega desde aquí.

El Koala y yo vamoasé un corrá


El Koala y yo, esta misma tarde. Ya sé que os come la envidia… Un gran tipo para poner juntos unas uralitas. Foto: Paco Rodríguez.

¿Mopa o aspiradora?

Vamos a hacer una encuesta rápida, y me interesa sobre todo que en los comentarios se diga el sexo del que comenta. En plena tarea doméstica, se me ocurrió pasar primero la mopa y después la aspiradora. Mi teoría es la siguiente: con la mopa retiras las grandes bolas de polvo, lo más gordo, los pelos de los gatos, la arenilla, y con la aspiradora alcanzas después las pequeñas esquinas, los sitios difíciles, y te llevas además los restos que hayan podido volar desde la mopa (una herramienta muy dada a las pérdidas, por cierto). La otra parte, de sexo femenino, me dice que de ninguna manera, que primero hay que aspirar y luego pasar la mopa. Yo me mantengo en mis trece y, después de haberlo comprobado de nuevo, constato que la mopa deja escapar más de una pelusa que luego sólo se puede atrapar con la aspiradora. La otra parte dice que ha hecho una encuesta y que no tengo ni idea, que todo el mundo le dice que primero es la aspiradora y luego la mopa. Partiendo de que la aspiradora recoge todo y de que la mopa no tiene como función dar brilllo -a menos que se use con un producto adecuado- ¿para qué leches vale pasar la mopa después de aspirar? Espero vuestras experiencias. Si alguien me convence de mi error, daré mi brazo a torcer.

P.D. Por cierto ¿sabéis cómo limpio la mopa después de utilizarla? ¡Pues aspirándola con la aspiradora!! Tengo vecinas, y digo “as”, que la sacuden marchosamente por la ventana con total impunidad. Y luego van de limpias…

Escena de sofá

Atención a la escena de sofá captada el otro día en casa. A la izquierda, con 3 kilos y 500 gramos, Flor, hembra de siamés desteñida, ocho años y pico, compostelana de la calle República Arxentina; a la derecha, con nueve kilos y medio en canal, Carmiña, siete años, macho de siamés a pesar del nombre -una confusión de sexo en la infancia que le marcó la vida-, santiagués de la zona de Galeras. Estos dos empezaron llevándose como el perro y el gato pero, mira tú por dónde, ahora se llevan como el gato y el gato. Como todas las parejas, tienen sus más y sus menos pero, en general, viven el uno pendiente del otro, se siguen a todas partes, comen juntos e incluso comparten el retrete, que es quizás una manera poco romántica de compartir la vida, pero que también es convivencia. Un día os mostraré el original aseo diseñado especialmente para esta pareja de peludos, fliparéis. Además de pelos, Flor y Carmiña me transmiten paz y compañía. No diría yo que no es cierto eso de que los animales se parecen a sus amos. Aunque soy de los que creen que, en las parejas, la separación de retretes es un derecho irrenunciable.

Nostalgia

Creía yo, iluso de mí, que los sentimientos de nostalgia hacia una casa sólo le atacaban a uno cuando toca mudarse a un hogar peor. Y nada más lejos. Esta tarde, cuando los de Centro Reto vinieron a la que durante más de cinco años ha sido mi morada, mi madriguera, para llevarse los trastos que no encajan en este nuevo tramo de la vida, una sensación de angustia me comió por dentro. Me asaltaron incluso deseos de salir corriendo detrás del camión cuando, Cacheiras arriba, los de Reto salían zumbando para vaciar otra vivienda en Ordes. “¡Oigan! ¡Que no, que me he equivocado! ¡Que me devuelvan lo que se han llevado! ¡Que era bromaaaaaaaa…!”. En vez de eso, me quedé como un pasmao en la acera mirando cómo se hacía pequeñito a lo lejos ese camión rotulado con un cartel que reza: “Un reto a la esperanza”. En su barriga metálica, mi vieja bicicleta; el cestón de mimbre en el que almacené toneladas de ropa sin planchar; una mecedora bastante resultona que me compré hace muchos años en Alcampo; el casco de vikingo con el que me retraté cuando cubrí el desmbarco de Catoira; una mesilla de noche de roble que restauré en una vida anterior y que no me disgustaba del todo; y la cadena de música Aiwa que me compré con el primer sueldo de La Voz de Galicia. Sí, es cierto que la mayor parte de estas cosas habían terminado su vida útil, que el cedé de la cadena saltaba y que los cojines de la mecedora estaban hechos trizas. Pero, aún así, no pude evitar tragar saliva cuando un tipo con nariz de boxeador cerró de un portazo la caja del camión. “Allá se va mi vida, por Montouto arriba”, me dije respirando hondo.
Después, cuando volví a subir al piso para echar la cerradura, me enfrenté por primera vez a la imagen de mi casa completamente desnunda de mí; y no exagero si digo que se me llenaron los ojos de agua. No es cierto, no lo es, que las casas mejores borren de un plumazo los ataques de saudade de la vida anterior, por modesta que haya sido. Igual me quejo de vicio, pero es lo que me sale de dentro. Me lo decía hoy Luis Villamor en el periódico: Cuando uno deja un piso, deja mucho más que un piso. Mientras escribo, lo hago rodeado de la mayor parte de los objetos, los libros, los recuerdos y las fotografías que me acompañaron en la etapa de Cacheiras, enseres supervivientes de un episodio que ha llegado a su fin. Pero es raro: de momento, son cosas trasplantadas a un cuerpo nuevo, como un implante que todavía no hubiese superado la etapa de rechazo. Tendré que acostumbrar la retina al paisaje de San Marcos; tendré que habituarme a mi cocina anaranjada y a un salón amarillo que hace tan poco era azul. Y a ser un vecino de Vigo trasplantado a Barcelona, más tarde a Santiago, luego a Vigo otra vez, otra vez más a Santiago, a Cacheiras y ya por fin, ¡de momento! a este cuerpo nuevo que todavía no tiene alma. Y es que, esta vez no me ha cambiado la casa, que me ha cambiado la vida. Buenas noches.

Opá

Ya, ya, están en boca de todo el mundo. Por un lado, Amo a Laura, el vídeo que, disfrazado de defensa de la castidad, es uno de los mejores montajes publicitarios de los últimos tiempos; por otro, el famosísimo Opá, yo viahacé un corrá, sin duda la canción del verano. Pero, buscando buscando, he encontrado dos versiones interesantes de las dos canciones. Y ha sido un descubrimiento saber que hay gente como Luis Caldevilla, que se lo curra así de bien. A disfrutarlos.

Opá, versión original
Opá, versión de Luis Caldevilla
Amo a Laura, versión original
Amo a Laura, versión genial

Por la boca muere el pez

En este caso no es cierto aquello de verba volant, scripta manent. Juzgad vosotros mismos si permanecen o no las palabras pulsando aquí, y preparaos para escuchar la retahíla más larga de la historia de los tacos. No es un documento apto para aprensivos, pero también os lanzo un reto: a ver quién me cuenta cuántas veces nuestro amigo el obrero dice la frase. Me lo manda mi colega J.C. y, al parecer, es real como la vida misma. Tarda un poquito en cargar, pero vale la pena, de verdad. Es posible que alguien se sienta ofendido, pero yo soy un mero transcriptor de la realidad y no podía desaprovechar un documento semejante. Saludos.

PD: Instrucciones:
1. Pulsáis en el enlace.
2. Buscáis el botón “Free” en la pantalla siguiente, abajo, a la derecha.
3. Pulsáis el botón “Free” y esperáis 15 segundos, saldrá una cuenta regresiva
4. Introducís el código que sale dibujado, como cuando dejáis comentarios.
Es un poco coñazo, pero no he encontrado nada mejor donde alojarlo.

Diccionario maño

Ando un poco escaso de tiempo esta semana, así que os dejo una contribución que me envía Aitor desde Pamplona, el diccionario maño, muy simpático. La semana que viene, fallo del Hai Roupa Tendida. También tengo una deuda con Skullrider, que me mandó unas fotos de una especie de cámping improvisado que prometo comentar. No oliven supervitaminarse y mineralizarse.

Diccionario maño

¿Por favor, tendrías la amabilidad de apartarte? – Ahivádahí
¿Podrías explicarmelo otra vez? – Mandé
¿Que sucede? – Pasapueés
Me dejas asombrado con tu explicación – Ridiela
¡Me he equivocado! – Ahiválaostia
Animo, acelera, ya queda poco – Ala mañooooo
¿Por qué dices eso? – ¿Yeso?
No entiendo lo que dices – ¿Ein?
Me acabo de golpear los dedos con el martillo – Cagondiós
¿A que se debe eso? – ¿Yesopués?
Bueno, ha sido un placer hablar contigo – Acascarla
¡Qué contratiempo! – Ostiá
Ya te lo he dicho – ¡Recojona!
Caramba (y muchas cosas más, uso general) – ¡Sopla!
¡Vaya! – ¡Rediós!
Limpio y reluciente – ¡Escoscao!
Se ha caído rodando por la montaña – ¡Se ha escorromonao por la turrunquera!
Todavía – Entoavía
¿Qué sucede? – ¿Pasapués?
Sigue recto hasta el final – Totieso
¡Joder que pena! – ¡Mecaa!
¡Qué bien! ¿No? – Mecá (fijese bien en la diferencia en la acentuación)
¡Ostia! – ¡Otttiaa!
Vaya en paz – ¡A la paz de Dios!
Tía buena – Mañaá
Coño – Parrus
Te voy a dar una paliza – Te vi a meter una pana
Mejor vete antes de que me enfade – Tirá
¿Has visto eso? – ¡Má!
Hombre Pepe, ¿Qué tal? Hacía tiempo que no te veía
¿Cómo está tu mujer? – ¡Eeh!
Bien José, mi mujer está bien y yo también. Gracias por preguntar – ¡Aah!

Con este vocabulario, se construyen la gran mayoría de las frases necesarias en una conversación cotidiana. Es decir, que no hacen falta más… Ahora sólo falta añadir sonido…

Parcelaria.com

Los amigos de Fillos de Galicia me hacen llegar una propuesta. Han creado www.parcelaria.com, un proyecto para sufragar actividades relacionadas con los gallegos de la emigración. Me piden que colabore insertando un banner de su campaña en mi blog, y como la propuesta me parece interesante, ahí va mi contribución. Podéis entrar desde el banner que está en este mismo post o buscar el banner que he colocado en la barra de la izquierda, hacia abajo. Aprovecho que sale el tema de la emigración para reflexionar en voz alta sobre las ganas enormes que tengo de poner los pies en Argentina. A ver si suena la flauta y La Voz me manda de enviado especial, con cualquier pretexto. Seguro que saldrían interesantes caras B de la emigración. Confieso que viajar a Argentina, incluso por motivos laborales, es un viejo sueño que tengo. Quizás un día…

De vuelta en casa

Estamos de vuelta. Atrás ha quedado Cantabria, impresionante, verde, merecedora de muchas más visitas. El haber viajado fuera de temporada nos ha servido para escapar del mogollón, porque es cierto que los Picos de Europa se están convirtiendo en una especie de parque de atracciones masificado hasta el agobio. Es lo que tiene cogerse las vacaciones cuando los demás curran, que te lo puedes tomar con calma, no haces colas para colgarte de un teleférico -el de Fuente De, por supuesto-, te sacan las cañas fresquitas y encuentras hueco en las terrazas… Hasta el cocido lebaniego sabe mejor, sin prisas, sin esperas, una maravilla. De Cantabria nos traemos muchas cosas buenas: los ojos llenos de verde, los pulmones llenos de aire y el paladar repleto de sabores increíbles; los garbanzos pequeñitos del cocido; el hojaldre de las corbatas de Unquera; el sabor firme del queso de oveja… El destino es completamente recomendable, eso sí, insisto en que vayáis fuera de temporada, porque el agobio de domingueros equipados en Decathlon puede resultar insoportable. Perfecto en el ránking de cámpings La Viorna, en Potes, lugar perfecto para cualquier caravanauta. No coloco enlaces a páginas sobre Picos porque hay miles. Esta semana se reunirá el jurado del premio Hai Roupa Tendida 2006 y para los primeros días de la próxima tendremos ganador. Siento no haber actualizado el blog durante tantos días, pero reconozco que me ha sentado estupendamente esta desconexión. Vale, lo admito, una desconexión a medias, porque con la PDA he elaborado una completa crónica, sobre el terreno, de lo que dio de sí el viaje a Los Picos de Europa, información que es posible que comparta, al igual que las fotos. Un saludo y encantado de estar en casa otra vez.
Anuncios